Cada día, con los nuevos avances tecnológicos, se van adaptando cada vez más a la arquitectura de objetos de uso cotidiano o son usados para diversas tareas.

Los Drones, son pequeños aparatos voladores controlados de forma remota, y normalmente son usados en una infinidad de tareas como por ejemplo realizar labores de vigilancia sobrevolando lugares, la exploración o la limpieza de residuos tóxicos, el control de incendios forestales, geología, agricultura, e incluso para fotografía y vídeo, entre muchas otras tareas. Pero los Drones, gracias a su flexibilidad y a que son muy económicos de operar, ahora son una realidad ayudando en la construcción de estructuras arquitectónicas.

En 2012, la firma suiza de arquitectura, Gramazio Kohler Architects, en colaboración con el profesor e inventor que explora las capacidades de los sistemas autónomos, Raffaello D’Andrea, programaron una flota de Drones para levantar y apilar cientos de ladrillos de poliestireno en el FRAC Centre de Orléans (Francia).

El proyecto fue llamado como Flight Assembled Architecture, y forma parte del departamento de investigación de Gramazio Kohler Architects en ETH Zürich. En este proyecto, por primera vez, se contó con máquinas voladoras que construyeron una estructura hecha de 1.500 piezas. Como resultado se obtuvo una torre de seis metros de altura.

Ammar Mirjan, arquitecto, mecánico y fabricante, cuyo trabajo se centro en el acoplamiento de espacios de diseño digital mediante la fabricación de sistemas robóticos, comentó que aunque los ladrillos usados en el proyecto fueron de poliestireno con el fin de ser lo suficientemente ligeros como para ser levantados por los Drones, el proyecto sugirió que se podrían utilizar también aviones no tripulados para construir edificios reales en el futuro, ayudando así a agilizar el proceso de construcción. El proyecto demostró que, por un lado, éstas máquinas pueden colaborar para construir estructuras, y por otro lado, también se demostró que pueden trabajar a una escala real.

Los Drones se pueden programar al igual que un brazo robótico industrial, pero su mayor libertad de movimiento significa que pueden ser utilizados para construir estructuras mucho más altas y complejas.