Podemos considerar Materiales de Construcción Sostenibles a aquellos que sean duraderos, que necesiten un escaso mantenimiento y que puedan reutilizarse, reciclarse o recuperarse.

Existen una serie de puntos que son en los que podemos basar el impacto que causan los materiales sobre la salud y el medio ambiente:

– Consumo de energía: utilizar materiales de bajo consumo energético en todo su ciclo vital, será uno de los mejores indicadores de sostenibilidad. Los materiales pétreos como la tierra, la grava o la arena, y otros como la madera, presentan un mejor comportamiento energético.

– Consumo de recursos naturales: el consumo a gran escala de ciertos materiales puede llevar a su desaparición. Sería una opción interesante el uso de materiales que provengan de recursos renovables y abundantes, como la madera.

– Impacto sobre los ecosistemas: el uso de materiales cuyos recursos no provengan de ecosistemas sensibles, es otro punto a tener en cuenta.

– Emisiones que generan: la capa de ozono se redujo, entre otras razones, por la emisión de los clorofluorocarbonos (CFC).

– Comportamiento como residuo: al concluir su vida útil, los materiales pueden causar graves problemas ambientales. El impacto será menor o mayor según su destino (reciclaje, incineración, reutilización directa).

Para concluir, vamos a mencionar los materiales sostenibles que más se utilizan en la construcción de edificios:

– Maderas: la madera es uno de los materiales más sostenibles, mientras se satisfagan algunas pautas. En primer lugar, los tratamientos de conservación ante los insectos, los hongos y la humedad pueden ser tóxicos. Actualmente, se comercializan tratamientos compuestos de resinas vegetales. Por otro lado, debemos tener garantías de la sostenibilidad de la gestión del espacio forestal de donde proviene.

– Pétreos: muestran un impacto pequeño. El impacto más notorio gravita en la etapa de extracción, por la variación que provoca en el terreno, el cambio de paisaje y de ecosistemas. Por su uso generalizado, este tipo de material es el que ocasiona mayores problemas en el colapso de vertederos.

– Metales: los principales, son el acero y el aluminio. Implican un alto consumo de energía y emiten sustancias que perjudican a la atmósfera. Sin embargo, sus prestaciones mecánicas, con menos material, pueden resistir las mismas cargas, y, además, son materiales muy valorizables en obra.

– Plásticos: provenientes del petróleo, se comportan de un modo parecido a los metales, por sus alto consumo de energía en la fase de producción y contaminaciones en su elaboración. También, en caso de accidentes de petroleros, generan riesgos sobre el medio ambiente e inestabilidad geopolítica por su control.

– Pinturas: las hay de muy diversa composición, como disolventes, pigmentos, resinas, la mayoría derivados del petróleo. Han aparecido variedad de productos que reemplazan a los hidrocarburos por componentes naturales, lo que se da en llamar pinturas ecologicas y naturales.

– Aislantes: los más utilizados en construcción son las espumas en forma de panel o de proyectado. Al ser causantes de la reducción de la capa de ozono, los CFC se reemplazaron por otros productos que a pesar de no afectar la capa de ozono, provocan el calentamiento global.

Pero, existen otras opciones, como la fibra de vidrio o de roca, el vidrio celular, y otras más saludables para el ambiente, ya que provienen de fuentes renovables como la celulosa, el corcho o el cáñamo.

Comparte si ha sido de tu interés.

y por supuesto espero tus comentarios.